Historia

Pazo de Valdeconde fue fundada en 2009 en la localidad de Mourazos, pero sus orígenes se remontan a más de un siglo de tradición y esfuerzo de tres generaciones que nos dejan su mejor legado: su amor por el arte de hacer vino.

Todo empezó un buen día con una pequeña Bodega de pueblo y unas cuantas tierras.

Corría el año 1968 y persiste una imagen para el recuerdo de un anciano, nuestro Abuelo Odilo, siempre con un vaso de Vino en la mano, entre pipos, cubas y tinajas.

Bodeguero por excelencia tenía la puerta abierta a quien quisiera degustarlo. Un hombre incansable, humano y trabajador.

Su Vino, cosechado con esmero cada año con la misma ilusión, elaborado de forma natural, y manual, con ayuda de toda su familia era muy conocido en el valle por el “boca a boca“.

Ya por aquellos tiempos comercializaba el Vino fuera de la provincia, incluso Vigo, Coruña, Pontevedra, Lugo, etc…

Pasan los años y Ángel, su yerno, toma las riendas de la Bodega, adquiere terrenos, reconvierte los viñedos más antiguos para mejorar la producción y calidad, moderniza y mecaniza los sistemas de elaboración del Vino, e introduce las variedades comprendidas en la Denominación de Origen Monterrei.

Ángel, nuestro padre, nos hace amar el Vino, como ya lo había hecho con él, su padre Amadeo, que le enseñó todos sus conocimientos de viticultura y viveros, faceta por la cual destacó, siendo un gran viverista de la época, produciendo injertos de cualquier variedad de uva, y los distribuía por toda la provincia.

En la actualidad y haciendo realidad un sueño de varias generaciones de viticultores ya con el relevo de mi hermano Amadeo, creamos este Proyecto: ‘Bodega Pazo de Valdeconde’, que es el resultado de mucho sacrificio, esfuerzo e ilusión.

Somos la 3ª generación de vinateros y pretendemos inculcar a nuestros hijos los mismos valores, como hicieron con nosotros nuestros abuelos y nuestros padres, para que ellos continúen con la misma tradición familiar.

Hoy, Pazo de Valdeconde se extiende a lo largo de ocho hectáreas en el entorno de Mourazos, en las que se cultiva -entre las variedades blancas- Godello, Treixadura, Albariño e, incluso, Doña Blanca; entre las variedades tintas, destaca Mencía, además de Araúxa, Tempranillo de Monterrey y Sousón.